Comprar Tablet

Las mejores tablets Windows

Actualmente el mercado está inundado de tablets con sistema operativo Android. Sin embargo no son la única alternativa al sistema operativo IOS de Apple, ya que también existe una serie de modelos que utilizan Windows 7. La principal ventaja de este tipo de dispositivos es su compatibilidad, ya que en ellos, podremos utilizar las mismas aplicaciones y periféricos que en nuestro ordenador.

Como inconvenientes, señalar los mayores recursos necesarios, siendo preciso equipos más potentes para hacerlo funcionar. La mayoría de las veces esto se traduce en equipos más grandes, pesados y con menor autonomía, acercándose a valores más propios de ordenadores portátiles que de tablets PC.

Asus EP 121

Asus EP 121Nos encontramos ante una tablet PC que por su tamaño, prestaciones y precio, realmente podríamos catalogar como de ordenador portátil sin teclado. Su pantalla de 12,1 pulgadas, es bastante mas grande de lo que viene siendo habitual en este tipo de dispositivos, lo que incrementa sus dimensiones hasta 312mm x 207mm. Además, pese a ser más delgada que la Acer Iconia Tab W500, sus 17 milímetros de grosor, junto a su 1,16 Kg de peso, comprometen seriamente la portabilidad. No obstante son dimensiones inferiores a las habituales en cualquier portátil por lo que como alternativa a los mismos puede ser una opción interesante.

Su gran pantalla de 12,1 pulgadas, es capaz de ofrecer una resolución de 1280x800, algo habitual en tablets de 10,1 pulgadas como la Samsung Galaxy Tab 10.1 o la propia Acer Iconia Tab W500, por lo que conseguiremos simplemente un incremento de tamaño sin mejora de detalle, haciendo eso si, más cómoda la visualización de textos pequeños. La pantalla es multitáctil y capacitiva, y utiliza tecnología LED, lo que permite que las imágenes mostradas sean brillantes y contrastadas. Se incluye además un práctico lápiz táctil que será útil para tomar notas o dibujar.

Cuenta con dos puertos USB donde conectar nuestros periféricos, así como con un puerto mini HDMI, perfecto para conectarla a nuestro televisor. Además incluye un lector de tarjetas SD. La carga del dispositivo se realiza mediante un adaptador de corriente similar al de cualquier portátil.

Destacan sus prestaciones, como hemos dicho, más cercanas a las de un ordenador que a una tablet PC. De esta forma nos encontramos con un procesador Intel Dual Core i5 470 a 1,3Ghz, con una memoria DDR3 de 2 Gb o 4 Gb según la versión elegida. En cuanto a almacenamiento, cuenta con un disco duro SSD también disponible en dos capacidades, de 32 Gb y 64 Gb. Como sistema operativo tenemos el ya mencionado Windows 7, lo que nos permitirá utilizar nuestras aplicaciones habituales, como en cualquier otro ordenador.

La autonomía es sin duda el principal punto débil de esta tablet, ya que reproduciendo vídeo la batería únicamente aguantará 2,4 horas, lo justo para ver una película.

Integra un adaptador WIFI compatible con los estándares b, g y n, así como un adaptador Bluetooth 3.0. Incluye además una cámara delantera con una resolución de 2 Mpx, interesante para videoconferencia. Por último, destacar que se incluye un práctico teclado Bluetooth.

En Amazon podemos encontrar la versión con 4 Gb de RAM y 64 Gb de disco duro por 1.027,65€, un precio elevado, que unido a sus prestaciones, nos llevará a considerar este producto más como un ultraportátil que como una tablet.

Archos 9

Archos 9En este caso Archos nos presenta un modelo de 8,9 pulgadas, aunque como es habitual en las tablet PC Windows, de dimensiones bastante grandes, teniendo 17 milímetros de grosor y un peso de 800 gramos.

La pantalla ofrece una resolución de 1.024 x 600, escasa para su tamaño, pero suficiente para visualizar una página web completa, de manera cómoda sin tener que recurrir al zoom. Además utiliza tecnología LED, lo que ayuda a ofrecer imágenes brillantes y contrastadas. La pantalla es táctil, sin embargo en este caso se ha optado por una pantalla resistiva. Tiene una respuesta aceptable, sin embargo perdemos la posibilidad de utilizar funciones multitáctiles. Encontramos además el habitual pie articulado, presente en las tablets de Archos, admitiendo en esta ocasión dos posiciones, una para utilizar la tablet como un portátil, y otra más levantada que permite usarla como reproductor multimedia.

Como procesador, se ha elegido un Intel Atom Z515 a 1,2 Ghz, acompañado de 1 Gb de memoria DDR2. En cuanto al almacenamiento, tenemos dos opciones, o bien un disco duro convencional de 1,8 pulgadas y 60 Gb de capacidad, o bien un disco SSD de 32 Gb. El rendimiento general del sistema es bueno, incluso ante tareas exigentes como la reproducción de vídeos de alta definición. Su sistema operativo, Windows 7 Starter, nos permitirá además utilizar las mismas aplicaciones que usamos habitualmente en nuestro ordenador, convirtiendo de esta manera la tablet en una auténtica oficina móvil.

En cuanto a la batería, es capaz de darnos una autonomía bastante digna para lo que es habitual en tablets PC Windows, llegando a las 5 horas de reproducción de vídeo continuada. La carga de la batería se realiza mediante un cargador convencional.

El adaptador WIFI integrado es compatible con los estándares b y g, estando algo limitado en cuanto a alcance. Es compatible además con Bluetooth 2.0 con EDR. Se incluye un único puerto USB 2.0, así como un puerto Ethernet, algo que con el adaptador WIFI, podría haberse suprimido.

Podemos encontrarla en Amazon con disco duro SSD de 32 GB, por alrededor de 350€, un precio bastante ajustado para una tablet Windows, pero similar al del Acer Iconia Tab W500 que analizaremos a continuación, el cual cuenta con pantalla capacitiva.

Acer Iconia Tab W500

Acer Iconia Tab W500La pantalla elegida en esta ocasión es de 10,1 pulgadas. Cuenta con un elegante diseño, pero como es habitual en las tablets con Windows, con unas dimensiones mayores. Con sus 20 milímetros de grosor duplica ampliamente la medida de la Samsung Galaxy Tab 10.1 o el iPad 2. Además su peso de 970 gramos sin contar el teclado que se ofrece como opción, hace que estemos ante un equipo más parecido a un netbook que a una tablet.

Su pantalla LED de 10,1 pulgadas, ofrece una resolución de 1280x800, lo que supone una densidad de 149 puntos por pulgada. Todo esto se traduce en imágenes detalladas, brillantes, con gran contraste y con colores intensos. Se trata de una pantalla multitáctil y capacitiva.

Cuenta con un procesador AMD C-50 de doble núcleo a 1 Ghz y una gráfica Radeon HD 3650, incorporando además 2 Gb de memoria RAM DDR3. Utiliza Windows 7 como sistema operativo. El rendimiento general del sistema es excelente, incluso ante tareas exigentes, mostrándose en todo momento rápido y fluido, transmitiendo siempre la sensación de estar ante un equipo muy robusto.

Para su almacenamiento se ha elegido un disco duro SSD de 32 Gb, capacidad ampliable mediante tarjetas SD, admitiéndose tarjetas de hasta 32 Gb. Dispone además de 2 puertos USB, y conexión mini HDMI.

Su batería de tres celdas nos da una autonomía suficiente para reproducir vídeo de manera continuada durante 4 horas. La carga se realiza mediante un cargador similar al de cualquier otro portátil.

Su adaptador WIFI es compatible con los estándares b, g y n. Dispone además de Bluetooth 3.0, y GPS, así como de dos cámaras, una delantera y otra trasera, ambas con una resolución de 1,3 Mpx. Podemos encontrar una versión con módem 3G integrado.

En Amazon está disponible por 389€ el modelo sin módem 3G, un precio realmente interesante, teniendo en cuenta la calidad general de esta tablet. Opcionalmente podremos adquirir un teclado que además servirá como soporte, por un precio de 99,86€, sin duda un complemento imprescindible para convertir nuestra tablet en un auténtico ordenador.

Conclusiones

Como hemos visto, las tablets con Windows, se acercan más a ordenadores portátiles que ha tablets propiamente dichas. De esta manera en modelos como la Asus EP121 nos encontramos con prestaciones que podrían pasar fácilmente por las de un portátil. Esto unido a su alto precio, superior a 1.000€ la limita a usuarios que no pueden prescindir de la potencia propia de un ordenador, pero que buscan la mayor portabilidad posible.

En cuanto a los otros dos modelos analizados, cuentan con un precio bastante más ajustado, aunque con prestaciones también más limitadas, más semejantes a las de un netbook. En este sentido la Archos 9 tiene unas proporciones y peso ligeramente inferiores, sin embargo su pantalla resistiva, puede convertir a la Acer Iconia Tab W500 en una mejor opción, sobre todo si consideramos que la diferencia económica entre ambas es pequeña.

Etiquetas: , ,

¿Tienes algo que decir? Haz click aquí para para responder

Deja una respuesta

  • Kindle